Baberos ¿sólo para niños?

España está llena de tradiciones populares. Cada pueblo tiene sus fiestas y en cada una se lleva una prenda especial, se cantan canciones y sobre todo, algo indiscutible es que en este país, nos juntamos para almorzar, comer o cenar.

En Valls, Tarragona, saben muy bien de lo que hablo. La Calçotada es una de las fiestas más conocidas y en la que los baberos y las manos juegan un papel fundamental. El origen de los calçots se remonta al siglo XIX cuando un campesino por descuido, preparó unas cebollas a las brasa que se calentaron demasiado. La parte de fuera estaba quemada pero en vez de tirarlas, las peló y descubrió que el interior estaba muy tierno y sabroso.

Calçots en la brasa

Calçots en la brasa

Buscando en internet, he encontrado este vídeo que ilustra perfectamente cómo se come un calçot y lo importante que es un babero para no manchar la ropa.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=vNNMEZd067c]

No sólo las personas que comen calçots pueden utilizar baberos ya que en algunas marisquerías también te facilitan uno para que mientras estás partiendo el centollo o degustando una sabrosa langosta, no te ensucies entero. La foto que muestro a continuación no es ni de calçots ni de marisco, es de un restaurante en Londres donde se sirven costillas. Para que termines limpito, limpito!

Babero personalizado

Babero personalizado

Así que podemos concluir que los baberos, aunque siempre habrá más niños que los utilicen, los adultos también tienen derecho a usarlos. Otro ejemplo de comida popular es la que asistimos hace unos meses. Hasta los blogueros se juntan para comer!!

Comida en Zaragoza #B28

Comida en Zaragoza #B28

Estos baberos están hechos por nosotros. Miden 35×50 cm y son de algodón. Se utilizó tela de cachirulo ya que coincidía con las fiestas del Pilar de Zaragoza. Si queréis consultar precios, colores, tamaños…entrad aquí.

¡Buen provecho! ¡Bon profit! ¡Bon Appetit!

Deje su comentario

*